Bolas anales

Nuestras bolas anales son perfectas tanto para los principiantes que empiezan a experimentar como para los entendidos más experimentados. Gracias a su alto grado de flexibilidad, superficie de silicona lisa y práctica correa de recuperación, nuestras bolas anales aseguran un acto sexual apasionante y emocionante.

Nuestras bolas anales son perfectas tanto para los principiantes que empiezan a experimentar como para los entendidos más experimentados. Gracias a su alto grado de flexibilidad, superficie de... más información »
Cerrar ventana
Bolas anales

Nuestras bolas anales son perfectas tanto para los principiantes que empiezan a experimentar como para los entendidos más experimentados. Gracias a su alto grado de flexibilidad, superficie de silicona lisa y práctica correa de recuperación, nuestras bolas anales aseguran un acto sexual apasionante y emocionante.

Für die Filterung wurden keine Ergebnisse gefunden!
Love Beads
Love Beads
19,95 € * 12,97 € *

¿Qué son las bolas anales?

Después de los tapones anales y los vibradores anales, las bolas anales (también llamadas cadenas anales o cuentas anales) son las que hacen brillar los ojos de los amantes del sexo anal. Consisten en una sucesión de bolas del mismo o diferente tamaño, que están o bien conectadas entre sí por una cuerda o bien firmemente unidas entre sí. En el extremo de cada cadena anal se encuentra un mango o una anilla que evita que la cadena anal entre completamente en el ano. Las bolas anales pueden ser utilizadas tanto por hombres como por mujeres y pueden producir orgasmos increíbles a la hora de hacer el amor, ya sea en solitario o en pareja. En particular, es muy popular el método de retirar las bolas anales una vez alcanzado el orgasmo, intensificando así la sensación de placer.

Puedes llevar este juguete de bienestar sexual durante todo el acto sexual o utilizarlo como preparación antes de practicar el sexo anal. A los expertos también les gusta incorporar las bolas anales durante los momentos de diversión común en el área de BDSM.

¿Qué tipos de bolas anales existen?

Las bolas anales se encuentran disponibles en una gran variedad de diseños. La mayoría de las bolas anales están fabricadas con una agradable silicona, pero también se pueden encontrar hechas de metal o de cristal. En función de tu preferencia, podrás elegir entre bolas de diferentes tamaños y la longitud de la cadena anal. Las bolas pueden tener el mismo tamaño o comenzar con un tamaño pequeño e ir incrementando su tamaño progresivamente a medida que se acercan a la parte posterior. También se pueden encontrar bolas de diferentes formas: desde redondas, pasando por irregulares, hasta angulares o elípticas, la creatividad no tiene límites. Algunos modelos cuentan con vibración integrada para conseguir unos momentos de placer especialmente intensos. Antes de decidirte por unas bolas anal, también debes preguntarte si deberían estar hechas de un material sólido o de uno flexible.

¿Cómo utilizo las bolas anales correctamente?

Si te has decidido a utilizar una cadena anal, aplica un poco de lubricante antes de su uso para facilitar su inserción. También es una buena idea limpiarte el ano de antemano con la ayuda de una ducha anal. A continuación, aplica un poco de lubricante sobre tu dedo y realiza un suave masaje en tu ano o en el de tu pareja para relajar el músculo y prepararlo para la cadena anal. Después introduce las bolas anales hasta alcanzar la profundidad deseada. Si tu ano se encuentra lo suficientemente relajado, podrás llegar a sentir una auténtica sensación de placer al mover la cadena anal o al dejarla completamente insertada durante el sexo. A través de una estimulación adicional en la zona de las nalgas y del ano, el placer y los orgasmos explosivos están garantizados.

Después de que el último temblor se haya apagado, puedes extraer suavemente la cadena anal y limpiarla con agua y jabón o con un limpiador para productos de bienestar sexual.

¿Qué son las bolas anales? Después de los tapones anales y los vibradores anales, las bolas anales (también llamadas cadenas anales o cuentas anales) son las que hacen brillar los ojos de los... más información »
Cerrar ventana

¿Qué son las bolas anales?

Después de los tapones anales y los vibradores anales, las bolas anales (también llamadas cadenas anales o cuentas anales) son las que hacen brillar los ojos de los amantes del sexo anal. Consisten en una sucesión de bolas del mismo o diferente tamaño, que están o bien conectadas entre sí por una cuerda o bien firmemente unidas entre sí. En el extremo de cada cadena anal se encuentra un mango o una anilla que evita que la cadena anal entre completamente en el ano. Las bolas anales pueden ser utilizadas tanto por hombres como por mujeres y pueden producir orgasmos increíbles a la hora de hacer el amor, ya sea en solitario o en pareja. En particular, es muy popular el método de retirar las bolas anales una vez alcanzado el orgasmo, intensificando así la sensación de placer.

Puedes llevar este juguete de bienestar sexual durante todo el acto sexual o utilizarlo como preparación antes de practicar el sexo anal. A los expertos también les gusta incorporar las bolas anales durante los momentos de diversión común en el área de BDSM.

¿Qué tipos de bolas anales existen?

Las bolas anales se encuentran disponibles en una gran variedad de diseños. La mayoría de las bolas anales están fabricadas con una agradable silicona, pero también se pueden encontrar hechas de metal o de cristal. En función de tu preferencia, podrás elegir entre bolas de diferentes tamaños y la longitud de la cadena anal. Las bolas pueden tener el mismo tamaño o comenzar con un tamaño pequeño e ir incrementando su tamaño progresivamente a medida que se acercan a la parte posterior. También se pueden encontrar bolas de diferentes formas: desde redondas, pasando por irregulares, hasta angulares o elípticas, la creatividad no tiene límites. Algunos modelos cuentan con vibración integrada para conseguir unos momentos de placer especialmente intensos. Antes de decidirte por unas bolas anal, también debes preguntarte si deberían estar hechas de un material sólido o de uno flexible.

¿Cómo utilizo las bolas anales correctamente?

Si te has decidido a utilizar una cadena anal, aplica un poco de lubricante antes de su uso para facilitar su inserción. También es una buena idea limpiarte el ano de antemano con la ayuda de una ducha anal. A continuación, aplica un poco de lubricante sobre tu dedo y realiza un suave masaje en tu ano o en el de tu pareja para relajar el músculo y prepararlo para la cadena anal. Después introduce las bolas anales hasta alcanzar la profundidad deseada. Si tu ano se encuentra lo suficientemente relajado, podrás llegar a sentir una auténtica sensación de placer al mover la cadena anal o al dejarla completamente insertada durante el sexo. A través de una estimulación adicional en la zona de las nalgas y del ano, el placer y los orgasmos explosivos están garantizados.

Después de que el último temblor se haya apagado, puedes extraer suavemente la cadena anal y limpiarla con agua y jabón o con un limpiador para productos de bienestar sexual.

Visitado últimamente